Nos gustaría saber que opinas de nuestros contenidos

Aqui te dejamos un pequeño cuestionario ¡gracias por contestar!

20140506-214941.jpg

Advertisements

Algunos consejos alimenticios para jóvenes

Comer sano significa conseguir el equilibrio justo de nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. Además de hacer mucho ejercicio, el tener una dieta saludable es uno de los mejores hábitos que se pueden incorporar. A pesar de que casi todos tenemos esto muy claro, a veces es difícil saber qué y cuánto comer, sobre todo cuando estamos en la adolescencia o en la juventud.

Para tener una noción más específica de lo que tenemos que incorporar a nuestra dieta para que sea sana, aquí les traemos algunos consejos alimenticios para jóvenes.

Concentrarnos en las frutas

frutas_1.jpg

Es importante comer una gran variedad de frutas, tanto frescas como congeladas, secas, enlatadas o en jugos. Lo importante es optar por ellas e ingerir al menos dos tazas de fruta al día. Este es un hábito súper saludable y muy beneficioso, desde todo punto de vista, para nuestro cuerpo.

Variar las verduras

No debemos asumir que comemos verduras sólo por acompañar nuestras comidas con lechuga. La variedad de verduras es inmensa y sus beneficios varían según aquella que comamos. No solo debemos quedarnos con las típicas verduras de color verde sino optar por la mayor cantidad que podamos. Cada una aporta una bondad diferente al cuerpo y entre todas se complementan.

Elegir alimentos ricos en calcio

leche_0.jpg

El calcio es muy importante para el bienestar de nuestros huesos y por eso si ingesta se vuelve elemental. Tres tazas de leche baja descremada o una cantidad equivalente de yogurt bajo en grasa y/o queso bajo en grasa son una buena forma de adquirir las cantidades necesarias de este nutriente.

Optar por los granos enteros

cereales_0.jpg

Es muy bueno comer cereales integrales, panes, galletas, arroz o pasta todos los días ya que nos aportar energía, nos quitan el apetito desmedido y nos facilitan fibras. El incorporar este tipo de granos al desayuno o al almuerzo nos permite enfrentar la jornada con ánimo y ganas de hacer cosas.

Ingerir proteínas

carne_0.jpg

Otro de los hábitos a incorporar es el ingerir carnes magras, de aves de corral y todas aquellas comidas que nos aporten proteínas. La modalidad de cocción que es más recomendable es el hornear los alimentos para así no sumar la grasa del aceite y poder obtener los beneficios netos a nivel proteico que poseen alimentos como las carnes, el pescado, los frijoles, guisantes, nueces y diversas semillas.

Evitar las grasas

aceite oliva.jpg

Todos lo sabemos. Las grasas deben ser evitadas en el marco de cualquier tipo de dieta saludable. Para esto es importante optar por los alimentos bajos en grasas saturadas y grasas trans y preferir aquellas grasas saludables que se hallan en el aceite de oliva, las nueces, semillas y aguacates.

Teniendo en cuenta estos sencillos aspectos podremos hacer que nuestra dieta se vuelva más sana y adquirir en base a eso una vida más saludable y libre de problemas derivados de una mala alimentación que suelen aparecer en la juventud y adolescencia.

 

Fuente: Buena Salud

¿Para qué sirve limpiar el hígado?

 

ImageUna buena limpieza en el hígado involucra la ingesta de algunos suplementos para mejorar las funciones de este órgano. Existen diferentes “recetas” para limpiarlo, todas incluyen o aceites, o sales o jugos o suplementos naturales. Cuando tu hígado está limpio, estarás más saludable, porque podrás eliminar todo aquello que no “es necesario”.

¿Qué saber sobre la limpieza del hígado?

En primer lugar, debes conocer cuáles son los efectos que tiene esta técnica. Es elegida por aquellos que desean bajar de peso o bien que han sufrido algún daño en este órgano. La obesidad o sobrepeso es el resultado de comer de más, por lo que el organismo va almacenando los alimentos, pero primero los transforma en grasas. Cuando hay daño hepático podemos sufrir de micción inadecuada, obstrucción de la vesícula, heces blandas o estreñimiento, todo por una acumulación de materiales tóxicos innecesarios. Cuando se realiza la limpieza del hígado esto se remueve. Los suplementos que se ingieren durante el tratamiento ayudan a que el órgano siga cumpliendo con su rol y cuánto más alto y funcional sea tu metabolismo, mayor será la posibilidad de que adelgaces.

Si bien una limpieza hepática es un método efectivo para bajar de peso, no debe usarse de manera inadecuada o sólo para tal fin. Antes de realizar el tratamiento es bueno que hables con un médico y que te informes sobre los ingredientes que puedes o no consumir. Recuerda que no sirve para curar enfermedades o complicaciones hepáticas. Y no abuses de la limpieza porque tampoco es bueno para tu salud. Si la quieres repetir, espera un tiempo prudencial para hacerlo.

Existen diferentes recetas que puedes aprovechar para limpiar el hígado, ayudando a incrementar el movimiento intestinal y para que tanto este órgano como la vesícula eliminen todo lo que no les sirve. Durante la limpieza no se recomienda realizar muchas actividades, no levantar mucho peso y en lo posible quedarse en casa. No acostarse inmediatamente después de consumir la receta elegida porque se pueden sentir mareos, náuseas o vomitar.

¿Por qué es necesario hacer una limpieza de hígado?

Básicamente por el estilo de vida que llevamos, la alimentación desordenada y desequilibrada que consumimos y la falta de ejercicio o deporte. El hígado genera más grasa y luego la almacena en exceso. Es importante hacer una dieta de desintoxicación del hígado de vez en cuando para mejorar tu función hepática y aumentes tus niveles de energía. Hasta podrás tener más voluntad de hacer actividad física, levantarte más temprano, rendir más en el trabajo o la Universidad, etc.

En general, te sentirás mucho mejor en varios aspectos, algunos dicen que cambiaron el tipo de piel, dejaron de tener acné por ejemplo, y la mayoría de los que probaron esta limpieza afirman que sirve para bajar de peso.

¿Cómo limpiar el hígado?

Recuerda que el trabajo que hace todos los días este órgano lo hace acumular toxinas, por lo que la idea es eliminar estos residuos negativos. Se puede reiterar el proceso hasta tres veces al año. Ten en cuenta las siguientes recetas para una efectiva limpieza hepática:

  • Zumo de toronja con ajo y jengibre: haz este procedimiento durante le fin de semana. Además te ayudará a fortalecer tu sistema linfático. Necesitas dos toronjas, cuatro limones, dos dientes de ajo, una rodaja de raíz de jengibre, 300 ml de agua destilada y dos cucharadas de aceite de oliva. Exprime las toronjas y los limones, ralla el jengibre y prensa el ajo. Coloca todos los ingredientes en la licuadora y mezcla bien. Bebe antes de dormir por la noche.
  • Zumo de naranja, ajo y aceite de oliva: lo que necesitas es una cuarta taza de aceite de oliva, una cuarta taza de zumo de naranja recién exprimido, media cucharada de jengibre rallado y media cucharada de ajo picado. Bate en la licuadora y bebe antes de ir a dormir. Acuéstate del lado derecho. Se debe repetir durante tres noches seguidas.

Alimentos que te ayudarán a dsintoxicar el hígado

Además de las dos recetas mencionadas anteriormente, puedes, una semana antes y otra después, preparar el cuerpo y mantenerlo en la senda “natural” o desintoxicante. Para ello, se aconseja consumir los siguientes alimentos:

  • Granos enteros: tienen vitamina B y mejoran la metabolización de las grasas y la función hepática
  • Té verde: posee muchos antioxidantes (catequinas), útiles para asistir al hígado
  • Uvas: te aportar azúcares naturales y muchos antioxidantes, activando a su vez la función de limpieza del hígado y la producción de bilis.
  • Manzanas: cuentan con una gran cantidad de pectinas y componentes químicos que ayudan al organismo a eliminar toxinas del aparato digestivo.
  • Zanahorias y remolachas: tienen muchos flavonoides y beta caroteno, que estimulan la función hepática
  • Hortalizas de hoja verde: son unas aliadas fantásticas para limpiar el hígado debido a la clorofila que absorbe las toxinas del torrente sanguíneo y protegen este órgano tan importante
  • Aceite de oliva: es útil si se lo emplea en cantidades moderadas
  • Berenjenas: se trata de un tónico digestivo que sirve para activar las funciones de la vesícula
  • Escarola y endivia: ambas tienen una sustancia de sabor amargo que sirve para vaciar de forma natural la vesícula
  • Aguacate: protege al hígado de las sobre cargas tóxicas y aumenta el poder de limpieza del tratamiento que elijas.

Como últimas recomendaciones: reduce las porciones que consumes, evita el alcohol, la carne roja, los lácteos y los productos refinados, bebe suficiente agua y realiza una rutina de ejercicio moderada.

Fuente: Mejor con Salud

Para iniciar el día…

Siempre es necesario iniciar de una forma sana y equilibrada el día. Tener energía para el desarrollo de las actividades cotidianas, nos permitirá ser mas efectivos y tener un menor desgaste físico. Es por eso que les compartimos este artículo publicado en Mejor con Salud:

¿Cuál es el desayuno más cómodo y saludable?

Iniciar el día con la cantidad de nutrientes y vitaminas adecuadas es esencial para mantener tus niveles de energía y estado de ánimo. Por esto, el desayuno es la comida más importante del día, al ser la primera ingesta de alimentos que recibe el organismo después de estar varias horas en ayuno mientras duermes.

Sin embargo, las actividades matutinas y las carreras contrarreloj terminan relegando, en ocasiones, la importancia que tiene el desayuno. Por eso aquí te contamos cómo hacer de ese momento la mejor experiencia del día, con consejos prácticos y saludables que te permitirán optimizar el tiempo mientras aumentas los niveles energéticos de tu organismo.

Primero, debes saber que los lácteos, las frutas y los cereales hacen parte de los alimentos que no pueden faltar en un desayuno saludable y equilibrado; a estos puedes sumarle derivados cárnicos (como jamón) y dulces en pequeñas cantidades.

La clave está en lograr una combinación adecuada de estos elementos de acuerdo a tus gustos y recursos. ¡Dale un vistazo a estas sugerencias y elige tu desayuno ideal!

• Lácteos: 1 porción, que puede estar representada por leche líquida o en polvo, yogurt o kumis.

• Queso o sustituto: 2 porciones, que pueden conformarlas 1 tajada de queso delgada, 1 huevo, 1 tajada de jamón o 1 salchicha.

• Harinas o cereales: 1 porción, bien sea arepa, pan, tostado, galletas o cereal.

• Bebidas: 1 vaso. Puedes elegir entre un vaso de jugo de naranja o de tu fruta favorita, y una bebida caliente.

• Frutas: 1 porción.

En todos los casos, es recomendable evitar alimentos con alto contenido de grasa o recurrir a frituras.

Ahora bien, si lo que buscas es mayor comodidad, puedes tener en cuenta estas combinaciones:

Cereales con leche. Si cuentas con poco tiempo y los cereales están dentro del grupo de alimentos que te gustan, esta es una excelente opción. Te presente que existen en el mercado diferentes tipos de cereal, están los que hacen parte de la línea fitness que contienen menor cantidad de azúcar y más cantidad de fibra, o los que por el contrario tienen altos niveles de azúcar.

*Sea uno u otro, lo importante es nivelar la cantidad de calorías, recurriendo a leche descremada y frutas (como endulzante de los bajos en glucosa).

Ensalada de frutas. Puedes mezclar cantidades pequeñas de frutas como mango, papaya, fresa y banano. Ten presente que esta opción es de fácil digestión y aplica si generalmente no requieres de un gran esfuerzo físico en el desarrollo de tus actividades cotidianas.

Sándwich. Solo requieres pan tajado (2 unidades), mortadela o jamón (1 unidad) y queso (1 tajada). Si lo deseas puede acompañarse con mermelada y/o mantequilla, también con una bebida como jugo o café.

Recuerda que…

El desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías ingeridas a lo largo del día, así que dale a tu cuerpo la energía necesaria para iniciar cada mañana y continuar con el mismo ímpetu durante toda la jornada.